Inicio   Servicios   Noticias    Empresas   Productos   Contacto Díselo   myonu.com agregar a favoritas    IDENTIFICARSE     REGISTRO GRATIS

Noticias de empresa



PRÓXIMOS EVENTOS

Jornada Economía Circular: la solución a la gestión de los residuos plásticos

gestoresderesiduos.org []


Compártelo  
Jornada Economía Circular: la solución a la gestión de los residuos plásticos
El pasado 23 de octubre se realizó la IV Jornada en Economía Circular del sector del plástico organizada por AIMPLAS y CICLOPLAST y en la que participó toda la cadena de valor de la industria, con más de 150 asistentes. Este evento es sin duda un punto de encuentro crítico para la industria del plástico y se posiciona como un evento de referencia en el sector. A pesar del auge que la economía circular ha tomado este año, el sector viene trabajando de largo en este tema, como demuestra esta misma jornada cuya primera edición se realizó en el 2012.

En la jornada se mostró cómo la Administración y la industria están de acuerdo en uno de los puntos fundamentales: los materiales que van a vertedero son un dispendio de recursos. Así lo expusieron tanto la Comisión Europea, el Ministerio y las asociaciones empresariales frente a una cifra de materiales que acaban en vertedero en España preocupante: un 57% en 2016.

El otro punto fundamental en el que hay acuerdo es la necesidad de mejora de la tasa de reciclaje. Dejando al margen la minimización y la reutilización que es el primer paso que se debe aplicar siempre y cuando el producto lo permita, el disponer de productos que sean técnica y económicamente reciclables es sin duda la primera opción y trabajar hacia la reciclabilidad es necesario. Por este motivo, la industria ha empezado ya con los acuerdos voluntarios tanto en materias primas (PlasticsEurope), como en transformación y reciclado (ANAIP y ANARPLA), con unos objetivos ambiciosos pero realistas y con el compromiso de trabajar en ellos. El objetivo es alcanzar el 70% en productos con reciclado y reutilización, y tener una tasa de reciclado del 50% para el 2040.

Sin duda, uno de los puntos iniciales en reciclabilidad es definir qué se considera un producto reciclable. Este punto crítico se ha abordado a nivel europeo por parte de las asociaciones involucradas, presentándose en la jornada los cuatro puntos que debe cumplir un producto para ser considerado reciclable:

  • Debe estar hecho con plástico que se recolecte para reciclaje, tenga valor de mercado y/o sea respaldado por un programa legislativo obligatorio.
  • Debe clasificarse y agregarse en flujos definidos para procesos de reciclaje.
  • Puede procesarse y recuperarse/reciclarse con procesos comerciales de reciclaje.
  • El plástico reciclado se convierte en una materia prima que se utiliza en la producción de nuevos productos.
El siguiente paso necesario es que la Administración valore y valide estas definiciones, integrándolas dentro de la legislación relacionada con la economía circular para tener claro el escenario en el que se debe trabajar.

Una vez definido este punto la Industria lo debe integrar en el ecodiseño de sus productos. Para facilitar este paso se pueden emplear herramientas como RecyClass que evalúa la reciclabilidad de un producto en una escala que va desde la A a la F y por tanto da información a las empresas sobre puntos críticos para la mejora. 

Otro aspecto importante es la normalización, un factor que quizás no se este explotando adecuadamente. El sector trabaja en el desarrollo de normas y existen esquemas de certificación voluntarios muy útiles a la hora de valorar y posicionar un producto medioambientalmente. Esta vía debe ser un camino para certificar los productos e incluso las propias empresas con el objetivo de evidenciar el compromiso de cara al cumplimiento de objetivos y como aspecto de diferenciación de la empresa y del sector.

Una de las demandas de la industria que se plasmó en la jornada es la dificultad que encuentran en el propio control de la legislación. Actualmente las empresas se sienten sobrerreguladas, debido a que hay disposiciones a nivel europeo, nacional, dentro de las comunidades autónoma e incluso de los propios ayuntamientos, lo que dificulta en muchas ocasiones su cumplimiento, bien por el propio número de disposiciones vigentes y la falta de acceso en algunos casos, como en algunos momentos la presencia de medidas contradictorias o no totalmente compatibles.

Otro punto de vista fundamental es la percepción y estrategia de las empresas de distribución. La distribución considera crítica una posición común en toda la cadena de valor y colaboración leal entre todos los miembros; pero también necesita escuchar al consumidor para adaptarse a sus exigencias medioambientales y conocer hasta qué punto está dispuesto a hacer sacrificios. Teniendo en cuenta que el consumidor es el punto de partida en la gestión de los residuos, parece un punto fundamental.

La jornada también mostró una serie de casos de éxito en economía circular a través de la innovación. Se expusieron soluciones en reciclado de productos como las cajas de EPS, films multicapa y la incorporación de reciclado en productos como el mobiliario urbano, bolsas o palets. También es muy importante los avances centrados en la recogida de residuos plásticos del mar como por ejemplo el proyecto REPESCAPLAS que mostró los avances de su primer año de recorrido mostrando una caracterización de los residuos encontrados. 

También se presentaron alternativas para aquellos productos o flujos donde el reciclado tradicional no es posible. Tales opciones pasan por el reciclado químico que las grandes industrias químicas están empezando a trabajar, la valorización energética y como no, la opción de materiales biodegradables y compostables. Todas ellas, soluciones posibles dentro del campo de los materiales plásticos. Lo fundamental es estudiar caso por caso y aplicar la mejor opción de valorización disponible.

Los tres pilares de la solución a la gestión de los residuos y a la circularidad de los plásticos

La solución a la gestión de los residuos tiene tres pilares fundamentales: la Industria, la Administración y los consumidores.

La industria debe abordar y gestionar de forma adecuada los recursos empleados dando una prioridad al factor medioambiental, para ello se precisa que la estrategia de desarrollo de productos se apoye en el ecodiseño, la reutilización, el uso de materiales reciclados y la reciclabilidad de producto.

El segundo pilar es la Administración, que debe colaborar facilitando los medios adecuados para conseguir una gestión de los residuos, tanto medios físicos que sean sencillos y cómodos para el usuario como también reforzar con campañas a los consumidores poniendo en valor los residuos, apoyando con una legislación efectiva y proporcionando instrumentos como la compra pública que contemple los aspectos de mejora ambiental de productos y servicios.

Por último, y no menos importante, los Ciudadanos. Debemos concienciarnos de que los residuos que generamos tienen valor, son realmente recursos necesarios y que por tanto tirarlos en cualquier lugar produce un problema medioambiental y económico. La sociedad demanda abordar este problema y para ellos el primer punto es aportar individualmente nuestra contribución a un consumo responsable y a una gestión adecuada. La gestión de los residuos empieza en el ciudadano; somos el primer eslabón de la cadena para empezar la gestión y por tanto un eslabón necesario para cerrar el círculo de la economía circular.


Vota la noticia    

Recomienda la noticia
Comentarios
Identificate para escribir un comentario o registrate aqui



¡Deje que su mercado potencial conozca los valores y excelencias de sus productos y de su empresa!

MEJORE
SU POSICIONAMIENTO