Inicio   Servicios   Noticias    Empresas   Productos   Contacto Díselo   myonu.com agregar a favoritas    IDENTIFICARSE     REGISTRO GRATIS

Noticias de empresa



GENERALES

Sabiñánigo y Jaca urgen sus variantes y los empresarios critican el 'maltrato histórico'

heraldo.es []


Compártelo  

Los alcaldes lamentan los retrasos de ambos proyectos y el riesgo que conlleva el tránsito de mercancías peligrosas tan cerca de los núcleos urbanos.

Agridulce. Esta es la sensación de los empresarios y de los alcaldes y asociaciones turísticas de los valles del Aragón y Tena con la situación de las autovías del Pirineo ya que si bien se alegran de la inauguración a lo largo de este año de varios tramos tanto del puerto de Monrepós como entre Jaca y Puente La Reina, también denuncian los retrasos que acumulan otros proyectos y reclaman que se ejecuten cuanto antes.

En el caso de Jaca, el alcalde, Juan Manuel Ramón, asegura que su principal problema es que 'no acaba de arrancar' el tema de la variante, que unirá la A-21 y A-23. Y es que como consecuencia de esta demora, siguen produciéndose 'graves inconvenientes en el tráfico de la ciudad, con el paso de mercancías peligrosas por calles por donde transita la gente, y por delante de colegios, polideportivos o residencias', critica. 'Debería estar construida ya y todavía no está licitada', lamenta el primer edil.

La alcaldesa de Sabiñánigo, Berta Fernández, al igual que su homólogo de Jaca, afirma estar contenta por la próxima puesta en marcha de 12 nuevos kilómetros de autovía en Monrepós. 'Creo que quedó patente en su momento que es una vía muy importante para el Alto Aragón y para Sabiñánigo, porque al ser una zona industrial hay mucho tránsito de mercancías que entran y salen de la localidad'. No obstante, reconoce que lo que más urge en la capital serrablesa es el tramo Sabiñánigo Este-Sabiñánigo Oeste, la variante que unirá con la autovía que va hasta Jaca 'y que permitiría no solo descongestionar la carretera actual, sobre todo los fines de semana en época de esquí que no es capaz de absorber todo el flujo de turistas, sino que también supondrá un acceso más seguro al polígono industrial'.

'Un impulso turístico definitivo'

Para el valle del Aragón, que estén las autovías terminadas hasta Jaca 'sería un impulso definitivo a nivel turístico y logístico', asegura Luis Terrén, presidente de la asociación turística y alcalde de Villanúa. 'Aunque no sé cuando las veremos acabadas en su totalidad, lo más importante ahora es que se pongan en marcha los antes posible estos tramos para evitar los problemas que están generando atascos a las horas de entrada y salida de las estaciones', destaca.

No obstante, según Terrén, cuando las autovías estén terminadas 'habrá que plantearse cómo dar cabida a toda esa gente que vendrá porque el Pirineo aragonés estará a tiro de piedra, sobre todo de Zaragoza y del País Vasco'. Advierte de que ahora los fines de semana de afluencia masiva son pocos, pero luego 'serán muchos más'. Por ello, insiste en que es un tema que hay que plantearse 'muy seriamente'. 'El volumen de negocio no será mayor porque no caben más coches y el destino queda muy limitado', avisa.

Desarrollo económico

Además de los turistas y de los propios vecinos de las localidades por las que pasan estas autovías, también están muy pendientes de los plazos los empresarios, y muy especialmente los del transporte, por el flujo económico que genera este eje entre el Cantábrico y el Mediterráneo. Fernando Callizo, presidente de la patronal (CEOE-Aragón) y a su vez de la Asociación Empresarial de Transporte de Mercancías de la Provincia de Huesca, valora que por fin en unos meses Monrepós vaya a estar completamente desdoblado. 'Creo es que algo fundamental para el transporte en particular pero también para el conjunto de la economía porque estamos cansados de ver lo que ocurre los domingos cuando hay una afluencia masiva a las estaciones de esquí, por lo que acabar con estos atascos es absolutamente imprescindible', destaca.

Y aunque la conversión en autovía de este puerto llegue 'tarde', según Callizo, lo más negativo es la grave demora que acumulan todavía varios tramos de estas autovías. En este sentido, hace hincapié en los más de 700 kilómetros del corredor entre el Cantábrico y el Mediterráneo pasan por distintas comunidades autónomas 'y casualmente todo el trayecto se hace ya por autovía menos los tramos que hay en la provincia de Huesca'. Algo que, en su opinión, ratifica el 'maltrato histórico' que ha sufrido Aragón con las infraestructuras, una deuda que reclama que se salde 'cuanto antes' acelerando las obras pendientes.

A este respecto, el presidente de los empresarios aragoneses confía en que la próxima legislatura sea ya la 'definitiva' para que las dos autovías se finalicen. 'Yo creo que para todo Aragón, pero sobre todo para la provincia de Huesca será un paso muy importante porque es la línea recta por autovía sin peaje entre estos dos polos económicos y supondrá un gran impulso', señala. Y es que, a su juicio, podría beneficiar y mucho a la plataforma logística de Huesca, que está aún sin despegar, pero también al corredor industrial de Barbastro-Monzón-Binéfar así como para la zona norte de Jaca y Sabiñánigo.


Vota la noticia    

Recomienda la noticia
Comentarios
Identificate para escribir un comentario o registrate aqui



¡Deje que su mercado potencial conozca los valores y excelencias de sus productos y de su empresa!

MEJORE
SU POSICIONAMIENTO