Inicio   Servicios   Noticias    Empresas   Productos   Contacto Díselo   myonu.com agregar a favoritas    IDENTIFICARSE     REGISTRO GRATIS

Noticias de empresa



MEDIO AMBIENTE

L’Almozara: viviendo en tierras contaminadas

arainfo.org []


Compártelo  

Ante la pasividad de las administraciones, pese al conocimiento de la contaminación, las asociaciones vecinales del barrio han muestreado los suelos encontrando niveles altísimos de arsénico, plomo y otros metales peligrosos para la salud.

L’Almozara: viviendo en tierras contaminadas
Imagen de los residuos tras la tormenta del 11 de julio.


La Asociación Vecinal Ebro y la Asociación Vecinal Aljafería, ambas radicadas en el barrio de L’Almozara de Zaragoza, conscientes de la contaminación de sus suelos, tras décadas de actividad industrial química, muestrearon el pasado mes de julio sus rojizos suelos y mandaron a analizar las muestras. Los resultados les dejaron estupefactos. Por ejemplo, el entorno de la Guardería Municipal se han encontrado valores de 860mg/kg de arsénico, cuando los niveles de referencia para la salud humana del Gobierno de Aragón, indican que a partir de 26mg/kg se considera suelo contaminado.

El Barrio de L’Almozara, conocido también como ”La Química”, creció en torno a la Industrial Química de Zaragoza, cuyas instalaciones ocupaban el actual Parque Aljafería. Los residuos de la actividad industrial fueron vertidos en el propio recinto de la fábrica y su entorno, quedando ocultos con mayor o menor éxito, en función de factores como los climatológicos y las posteriores obras. Pese a que la industria cerró hace casi 40 años, nunca llegaron a realizarse planes integrales de descontaminación de estos suelos.

Actualmente estos residuos se siguen localizando bajo el parque, las calles y algunos de los edificios de la zona. Los informes anuales sobre aguas contaminadas realizados por la Confederación Hidrográfica del Ebro (CHE), vienen poniendo de manifiesto la existencia de contenidos preocupantes de arsénico, antimonio, plomo o mercurio, entre otros.

Esta contaminación proviene de la interacción entre aguas de lluvia y riego con los residuos industriales, generando aguas con un pH extremadamente ácido. Los residuos se encuentran habitualmente soterrados y no visibles, excepto cuando obras o fenómenos climatológicos los llevan a superficie, generándose en ese momento su dispersión por el viento.

Muestras en superficie en el futuro parking de las Cortes de Aragón.

Muestras en superficie en el futuro parking de las Cortes de Aragón.

El pasado 11 de julio, la fuerte tormenta  que afectó a Zaragoza provocó que estos residuos aparecieran en superficie, siendo visibles en algunos puntos del barrio como el entorno de la Guardería Municipal y el futuro emplazamiento del aparcamiento que se pretende realizar por Las Cortes de Aragón en el barrio de L’Almozara.

Este tipo de residuos ya habían salido a superficie en las recientes obras realizadas en la Calle Esera o durante la fase de excavación de la construcción de la torre de viviendas proyectada en la Plaza Europa, por lo que tanto la Asociación Vecinal Ebro como la Asociación Vecinal Aljafería informaron al Ayuntamiento de Zaragoza, el pasado 17 de julio, de la aparición de estos residuos y de la incertidumbre generada respecto a la posible incidencia a la salud.

Las vecinales planteaban al consistorio una serie de medidas de ejecución inmediata como cubrir temporalmente dichos suelos de forma preventiva, y de estar contaminados, proceder a su descontaminación. Solicitaron que se estableciera un protocolo de actuación que evitara su aparición en superficie o que permitiera identificarlos, consiguiendo de esta manera que el viento no provocara su dispersión por el barrio. Igualmente pusieron sobre la mesa la necesidad de elaborar un plan director de descontaminación completa del subsuelo del barrio.

El pasado día 19 de octubre, por fin, tuvo lugar la reunión con responsables del Ayuntamiento de Zaragoza. En esta reunión se dejó de manifiesto que seguían existiendo puntos donde los suelos de la antigua industrial química estaban en superficie y dispersándose por el viento. A pesar de las advertencias de ambas vecinales la administración no lo había evaluado.

Ante dicha problemática, las Asociaciones vecinales Ebro y Aljafería decidieron emprender un estudio preliminar de los suelos superficiales aparecidos en la tormenta de julio. Las muestras recogidas fueron remitidas a la empresa Synlab, líder europeo en servicios de laboratorio de medicina humana, realizándose los análisis en sus laboratorios de Rotterdam. Los resultados fueron recibidos hace unos días.

Los suelos analizados provenientes del parque Aljafería y futuro parking de las Cortes en L’Almozara, presentan contenidos superiores a los genéricos de referencia (BOA 75 de 6 de junio de 2008) para metales pesados como aluminio, antimonio, arsénico, cobre, plomo y hierro. Algunos de estos metales aparecen en concentraciones 60 veces superiores a los niveles de referencia para la protección de la salud establecidos por el Gobierno de Aragón.

Para Óscar Pueyo, Doctor en Geología por la Universidad de Zaragoza, “la problemática ahora es mucho menor que hace 20 años, o que hace 40 cuando estaban funcionando las chimeneas”, sin embargo, incide hay que concienciar a la ciudadanía de que cuando salen “estos suelos granates es mejor no tocarlos, ni respirar cerca de ellos”.

Evaluación de la posible extensión de residuos industriales en La Almozara. Fuente: Vecinales.

Evaluación de la posible extensión de residuos industriales en L’Almozara. Fuente: Vecinales.

Los datos vienen a confirmar la problemática conocida de los residuos peligrosos existentes, cuya puesta en superficie ha ocasionado que se hayan estado dispersando por el viento durante casi cuatro meses.

La problemática de estos suelos reside en su elevado contenido en metales pesados con afección a la salud, pero además a las asociaciones vecinales les preocupa la “aparente indiferencia e inacción de las administraciones, en su evaluación y análisis”.

Encarna, de la Asociación Vecinal Ebro, asegura que la intención de ambas asociaciones no es crear alarma social, “quien crea alarma social es la administración al no ser transparente en este asunto y no tomar las medidas necesarias”. Desde la Asociación Vecinal Ebro recuerdan que su lucha vecinal comenzó contra la Industrial Química de Zaragoza y que ahora “lucharán porque se gestionen de forma eficiente estos residuos”, evitando el parcheo.

La última aparición, en julio, ha necesitado cuatro meses de seguimiento y control por parte de las vecinales para que terminaran cubriéndose. Medida que debería evitar la dispersión de dichos suelos para proteger la salud de los ciudadanos. “Consideramos que el cubrimiento realizado se demoró en exceso, siendo sólo una primera medida cautelar que debería haberse realizado en unas pocas horas o días”, apuntan desde las vecinales, pues los datos son alarmantes.

Niveles de referencia para la protección de la salud humana, extraídos del BOA, junto a los datos obtenidos en el análisis realizado por SYNLAB Analytics Services en el entorno de la guardería y el Parque Aljafería

Niveles de referencia para la protección de la salud humana, extraídos del BOA, junto a los datos obtenidos en el análisis realizado por SYNLAB Analytics Services en el entorno de la guardería y el Parque Aljafería

Estos análisis deberían sentar la base para iniciar el estudio completo de riesgos de suelos contaminados de todo el parque Aljafería y su entorno, con estudios detallados y sistemáticos de su distribución, plantear un plan de descontaminación de dichos suelos y medidas de seguimiento, control y supervisión que eviten su persistencia en superficie y su dispersión por el viento. Además consideramos que esta problemática debe ser conocida por la ciudadanía para evitar la exposición a los mismos cuando aparecen y sobre la afección potencial a la salud que puede suponer su inhalación o ingestión.

Los sectores con mayor desarrollo de estos suelos son principalmente de titularidad pública municipal –en viales y parques–, de las Cortes de Aragón, así como de zonas de supervisión de la Confederación Hidrográfica del Ebro. Desde ambas asociaciones consideran que cualquier actuación sobre estos suelos debe implicar la participación y corresponsabilidad de todas las administraciones, municipal y territorial, como también del Departamento de Sostenibilidad del Gobierno de Aragón como organismo responsable en suelos contaminados.

Con estas acciones, las asociaciones pretenden concienciar a la opinión pública y sensibilizar e instar a las administraciones involucradas para que tomen en consideración la problemática de los residuos de la antigua Industrial Química de Zaragoza y la protección de la salud de los ciudadanos de la ciudad de Zaragoza. Pero advierten que pese a que en esa labor tendrán siempre su colaboración, “no puede recaer en nosotros el control, seguimiento y análisis de los suelos presentes en el barrio, ante cada tormenta, evento, obra o actuación”.



Vota la noticia    

Recomienda la noticia
Comentarios
Identificate para escribir un comentario o registrate aqui



¡Deje que su mercado potencial conozca los valores y excelencias de sus productos y de su empresa!

MEJORE
SU POSICIONAMIENTO