Inicio   Servicios   Noticias    Empresas   Productos   Contacto Díselo   myonu.com agregar a favoritas    IDENTIFICARSE     REGISTRO GRATIS

Noticias de empresa



ACCIDENTES

El fiscal pide cárcel para dos empresarios de Salas por la muerte de un trabajador

lavozdeltrubia.es []


Compártelo  

El fallecido, un joven de 30 años, perdió la vida cuando reparaba una grieta en el interior de un camión cisterna que tenía restos de líquido inflamable y explotó.

Palacio de Justicia de Oviedo

La Fiscalía del Principado de Asturias pide cárcel para dos empresarios por la muerte de un trabajador en una explosión durante la reparación de una grieta en un camión cisterna en un taller en Salas en 2014. La vista oral se celebrará el lunes en el Juzgado de lo Penal número 2 de Oviedo.

El Ministerio Fiscal sostiene que el 22 de julio de 2014 en las instalaciones de una empresa situada en Villazón, Salas, un trabajador del taller perdió la vida al explotar un camión cisterna que tenía una grieta. El joven, obedeciendo órdenes de su jefe, que se sienta en el banquillo, estaba en el interior del camión y encendió una máquina para lijar la grieta y proceder a soldarla, cuando la cisterna, dedicada al traslado de gasóleo y gasolina, explotó. El compañero que le ayudaba desde fuera sufrió quemaduras en un brazo.


El fiscal considera que el propietario del taller no cumplió con las mínimas medidas de seguridad para evitar el accidente, y también acusa de homicidio imprudente al propietario del camión, que llevó la cisterna con restos de líquido inflamable, en vez de lavarla “como era su obligación”.

Según el relato del fiscal, el propietario del remolque “pese a que sabía el destino de la cisterna, y de la existencia de gasóleo y/o gasolina en su interior, no adoptó las medidas pertinentes para que la cuba fuese llevada al taller correctamente lavada, pese a conocer la obligación de hacerlo. Del mismo modo, no adoptó las medidas pertinentes para comprobar, siquiera de forma somera” si el taller estaba autorizado a la reparación de cisternas dedicadas al transporte de líquidos inflamables.

“El accidente se produjo porque pese a que el acusado 1 (el propietario del taller) conocedor de que se trataba de un espacio con riesgo para los trabajadores, no adoptó las medidas pertinentes para garantizar la seguridad de las personas a quienes ordenó la reparación de la cisterna. O al menos, no adoptó las medidas pertinentes para cerciorarse de que podían realizar la reparación, y para establecer medidas de seguridad que evitasen riesgo para la vida y salud de sus trabajadores. En concreto, no adoptó las medidas de seguridad básicas para trabajar en espacios confinados, lo que estaba agravado por la existencia de una atmósfera con riesgo de explosión”.

La Fiscalía considera que los hechos son constitutivos de un delito contra la vida y la salud de los trabajadores, en concurso con un delito de homicidio por imprudencia grave, por lo que pide para el dueño del taller 9 meses de prisión  y 8 meses de multa diaria de 30 euros, por el primero de los posibles delitos, y 1 año y tres meses de prisión por posible homicidio, delito que también imputa al dueño del camión, para el que pide también un año y tres meses de prisión.



Vota la noticia    

Recomienda la noticia
Comentarios
Identificate para escribir un comentario o registrate aqui



¡Deje que su mercado potencial conozca los valores y excelencias de sus productos y de su empresa!

MEJORE
SU POSICIONAMIENTO