Inicio   Servicios   Noticias    Empresas   Productos   Contacto Díselo   myonu.com agregar a favoritas    IDENTIFICARSE     REGISTRO GRATIS

Noticias de empresa



GENERALES

Aldo Olcese: 'España es uno de los países donde más banqueros y políticos están en la cárcel'

elmundo.es []


Compártelo  


SERGIO GONZÁLEZ VALERO

Este empresario, intelectual y asesor económico ha trabajado tanto para los gobiernos del PP como para los del PSOE. Aldo Olcese (Tetuán, 1957) vivió de cerca tres cracks financieros y, desde entonces, predica el capitalismo humanista.

¿Dónde nace un futuro líder: en el colegio, en la universidad o en las escuelas de negocios?
Existen muchas técnicas de liderazgo y de gestión que te ayudan a mejorar tu capacidad, pero hay una parte importante de ADN, que es el resultante de la educación de tus padres, el ambiente en el que te hayas rodeado y la formación que hayas recibido. Es fundamental lo que tú lleves dentro sobre cómo afrontar la vida: si lo haces con un cierto coraje. La audacia no es fácil de entrenar.
¿Qué es lo más audaz que ha hecho en su vida?
Cuando hace 20 años empecé a escribir sobre la responsabilidad social de las empresas. Era un entorno muy hostil. Ahora, es una moneda de uso corriente, pero, hace 20 años, la gente pensaba que había enloquecido o que era un comunista infiltrado.
¿Por qué le criticaban?
Pensaban que era una socialización del capitalismo. La responsabilidad social de la empresa la entendían, desde un punto de vista ideológico muy agresivo, como una invasión socializante del capitalismo. Yo siempre defendía que es justamente la expresión más genuina del capitalismo liberal. Adam Smith ya dijo que el empresario estaba para hacer el interés general, desde el egoísmo individual.
Es pionero del capitalismo humanista. Habrá mucha gente que piense que son términos contradictorios.
Cierto. Yo soy un producto del capitalismo financiero. Soy doctor en Economía Financiera y fui operador y agente de bolsa. Eso, precisamente, me permitió entender que ese capitalismo se excedía fácilmente, si no se le ponían unos límites. Hay que introducir el humanismo dentro de la empresa, que no es nada más que anteponer la persona a la organización.
Ha sufrido de cerca los cracks financieros.
Fue una experiencia que marcó mi vida. Yo he vivido tres cracks como agente bursátil y lo que vi fue tremendo. Siempre recordaré un anécdota. Un día vino a verme un amigo, que era presidente de una comunidad de propietarios. Había tenido la feliz idea de coger el dinero de la comunidad e invertirlo en Bolsa a su nombre. Perdió el 90%. Venía llorando y desencajado porque no iba a poder explicárselo a sus vecinos. Lo hizo y, como él, muchos otros. Te das cuenta de lo que es capaz el ser humano cuando tiene el incentivo de la codicia, que es lo que siempre precede a un crack. He visto los peores sentimientos para ganar más dinero en el ejercicio de la codicia.
¿Cómo se lucha contra la corrupción?
La corrupción es un camino de doble dirección: siempre nos fijamos en los políticos, pero delante, no detrás, delante de un político corrupto, hay un corruptor que ha pagado para obtener un favor. Éstos suelen venir del mundo de la empresa. Por eso, siempre he defendido una lucha activa contra la corrupción desde el sector empresarial.
Algunos, como Rodrigo Rato, han pagado sus excesos con la cárcel, pero no están todos, ¿no?
Seguramente, algunos se han librado. Yo viajo mucho por el extranjero y tengo que decir que uno de los factores que se pone en valor positivo de España y, que no nos damos mucha cuenta, es que es uno de los países donde más banqueros y políticos están en la cárcel. Piensan: 'Es verdad que en España hay corrupción, pero la gente termina en la cárcel'. Esto tiene un impacto internacional muy positivo.
Ha sido patrono de la Fundación FAES, pero también ha trabajado para los ministros Miguel Sebastián (PSOE) y José Manuel Soria (PP).
Siempre he procurado aportar mi talento trabajando para gobiernos de diferente signo, independientemente de cual es mi ideología. Es conciliable. Una de mis grandes satisfacciones en la vida es haber recibido la Gran Cruz del Mérito Civil a propuesta de Zapatero, habiendo sido 10 años patrono de la fundación FAES. He trabajado con la misma vocación para el ministro Sebastián que para Soria.
¿Cómo ha logrado mantener su independencia en un país tan partidista como España?
Eso se consigue si dices lo que piensas, aunque no está muy bien visto en un país de bandos.
Es amigo de Aznar, pero también de Zapatero y Pedro Sánchez, ¿me lo explica?
Y, ¿por qué no? Tengo una buena relación con todos ellos y no he hecho nada extraordinario para que así fuera. Siempre han pensado que yo les daba una opinión sincera, aunque, a veces, no les gustara. Eso es una manera de hacer amigos. Lo que aprecias de un amigo es la sinceridad y que te dé un consejo genuino. Eso es lo que yo he hecho y me lo han consentido. No todo ha sido decirles que lo estaban haciendo bien. Muchas veces les he comentado: 'Oye, esto yo no lo haría así por esto y por esto'. Lo importante es que tu razonamiento sea objetivo y que tenga profundidad intelectual, cosa que no es frecuente en el debate político español. Pero, los presidentes del Gobierno no tienen amigos ni deben tenerlos.
Parece que lo que se lleva ahora es justo lo contrario. Hacerle la pelota al jefe y decirle a todo que sí.
El sí es mucho más fácil en todo. Pero si dices que no y lo argumentas bien, la gente lo acepta.
Asegura que en el mundo anglosajón se perdonan los errores, pero que en España la factura se cobra de por vida.
Eso tiene que ver con algunos defectos, como la envidia. En España, siempre hay más propensión a destruirte si te que equivocas que a ensalzarte si aciertas. Creo que eso está cambiando. Estamos entrando en una era en la que los consensos van a ser necesarios en todo y nos vamos a tener que entrenar en el consenso. La sociedad española va a mejorar mucho. Será el antídoto perfecto para superar ese guerracivilismo que nos ha caracterizado.
Los consensos cada vez parecen más difíciles. En muchas ocasiones, los partidos se muestran incapaces de ponerse de acuerdo.
Al final, la configuración política que los ciudadanos le están dando a España con un fraccionamiento de partidos, necesariamente te lleva a una política de pactos. Eso nos dará una madurez democrática notable.
Sostiene que hay que introducir el componente de la emoción en la productividad, ¿cómo?
Si para ejercer un trabajo te limitan en tus emociones, tú no vas a ser una persona auténtica, sino algo moldeado por normas. Defiendo que hay que dejar que la gente exprese sus emociones. Los políticos que más éxito tienen son aquellos que dejan ver cómo son de verdad. El futuro está en manos de los líderes que se manifiesten como son y que primen el ser sobre el parecer.
Donald Trump es un claro ejemplo de lo que está diciendo.
Con él, la gente sabe a qué atenerse. Vivimos en una época en la que el liderazgo se debe ejercer viniendo de frente.
El dueño de Amazon es el hombre más rico del mundo, pero sus empleados trabajan en condiciones precarias.
Ése es un dilema difícil de resolver. El aliciente del beneficio es muy atractivo. Pero, las empresas de éxito son las que no tienen gente con pancartas en la calle protestando por su precariedad.
Si hemos salido de la crisis, ¿por qué los sueldos siguen por los suelos?
Para ganar competitividad y mejorar la productividad, hay dos caminos básicos: uno rápido y fácil, que es recortar costes y, de ahí la bajada de salarios. Otro que es más difícil y consiste en aumentar tu productividad por el mismo sueldo. Si el trabajador no está dispuesto a aumentar su productividad por el mismo salario, la contrapartida es que el empresario le baja el sueldo.
También puede suceder que aumentes tu productividad y te bajen el sueldo de todas formas.
Ése es el peor de los escenarios.
Es lo que nos ha pasado a los periodistas.
El medio periodístico es uno de los que se ha visto más afectado por la crisis. También lamento tener que decir que, en la industria periodística, la responsabilidad social corporativa es escasa.
Ha trabajado con Emilio Botín y con Juan Roig para elaborar un tratado de responsabilidad social en las empresas, ¿fue un duelo de titanes?
Fue una de las experiencias más interesantes de mi vida profesional. Pensé que difícilmente podríamos llevar a cabo un proceso reformista, si no buscábamos una complicidad activa de sus capitanes. De esta forma, logramos que se pusieran a la cabeza y lideraran el proceso de autocrítica para el ejercicio de un capitalismo humanista. Tanto Roig como Botín lo afrontaron con gran entusiasmo y vinieron en más de dos o tres ocasiones a las reuniones del comité. Ése fue el germen de la gran transformación española de responsabilidad social corporativa. Nuestros empresarios lo abrazaron con interés.
¿La sociedad civil española está demasiado subordinada a la política?
Esto se debe a la financiación. Las entidades de la sociedad civil están financiadas por ayuntamientos, CCAA, el Gobierno... Y, de ahí, viene esa clientelización. Es una falta de madurez importante. La gente se puede gastar 1.000 euros al mes en salir a cenar, pero es incapaz de aportar dinero a una fundación.
Aboga por un cambio de paradigma, ¿cómo se renueva el ADN empresarial?
En la justa medida en la que cambia el ADN de sus altos dirigentes. Hay una concentración de poder importante en la figura del consejero delegado, que tiene todos los poderes. Por tanto, si no cambia el ADN del consejero delegado, no cambia la empresa. Ahora, se está produciendo un relevo generacional. Los nuevos dirigentes ya llevan en su ADN incorporada la responsabilidad social corporativa.
Tiene fama de conseguidor, ¿cuál es la clave para hacer un gran negocio?
Tener una buena idea, conceptualizarla, medirla adecuadamente, ejecutarla con convicción y saber administrar correctamente sus resultados.
Si fuese presidente de una empresa, ¿cuál sería la primera medida de responsabilidad social que tomaría?
Reuniría a los empleados en el patio de la compañía, les ofrecería mi colaboración y les daría un abrazo.

 



Vota la noticia    

Recomienda la noticia
Comentarios
Identificate para escribir un comentario o registrate aqui



¡Deje que su mercado potencial conozca los valores y excelencias de sus productos y de su empresa!

MEJORE
SU POSICIONAMIENTO